SOLDADURA DE PIEZAS METÁLICAS
por Carlos Sánchez

El objeto de este artículo, es explicar como hacer soldaduras de unión entre dos piezas metálicas. Las ventajas de soldar las piezas con estaño, frente a pegarlas con cianocrilato, son varias:

1) La unión es mucho más fuerte. Si está bien soldado, solo lo despegaremos con un soldador.
2) Si nos equivocamos, la corrección es muy fácil, basta volver a aplicar el soldador y las piezas se soltarán.
3) El material necesario es bastante barato y está al alcance de cualquiera.

Este sistema nos vale para unir piezas de cobre o latón, pero desgraciadamente, no nos valdrá para unir piezas en aluminio, ya que el estaño no agarra sobre el.

MATERIALES

Aquí veis el material utilizado: Flux, soldador, estaño, hilo de cobre, una tablita para no quemar la mesa, papel celo y pinzas.

El Flux

El flux, es un decapante usado en fontanería para soldar tuberías de cobre, y es el quid de todo el proceso de soldadura. Por lo visto lo hay en líquido o gel (el que usamos), y en pasta, que a mi modo de ver, debe ser más incómodo en su aplicación. Lo podéis encontrar en cualquier ferretería que tenga cosas de fontanería, en Leroy Merlín, Bricor, etc.

De los tres de la foto, yo uso el del bote azul que compré en un "Bricor" y va estupendamente. El de la derecha es de la marca JBC (la misma del soldador), es un poco mas caro ya que mantiene la conductividad eléctrica, cosa que a nosotros nos importa bastante poco.

El Estaño

Como veis, lo hay de distintos grosores. Cualquiera de estos valdría. Son del tipo del usado en trabajos de electrónica.

El Soldador

Es de los usados en trabajos de electrónica. El estaño funde a unos 200º, pero es conveniente que caliente al menos a 300º. El mío es de 40W y aunque tiene selector de temperatura, yo siempre lo pongo al máximo. Para limpiarle la punta después de soldar, lo mejor es frotarlo con un paño o una esponja húmeda cuando aun está caliente. Este soldador es de los "caros" (creo recordar que unos 35-40 euros), pero también los he visto en Lidl por 7 euros, y nos valen perfectamente.

El Soporte

La tabla de madera, es para evitar que se queme la mesa, y encima de ella, pongo un trozo de celo boca arriba, y otros dos a los lados para sujetarlo. Este truco nos lo enseñó Javier Adam, y es muy útil para ayudarnos a sujetar las piezas. En vez de celo, también se puede usar Bluetac o lo que se nos ocurra, todo dependerá de lo que queramos sujetar.

PROCESO DE SOLDADURA

Como solo tenemos dos manos, y para soldar tenemos que manejar las dos piezas a unir, el estaño y el soldador, hay que organizarse. Las piezas, es conveniente que estén pre-estañadas, es decir, que antes de unirlas, debemos aplicar estaño en las dos zonas a unir. De esta forma, ya no necesitaremos mas el estaño, y teniendo una de las piezas sujetas en la tabla o con unas pinzas de mesa o por lo que sea, tendremos las dos manos libres para, con una sujetar la otra pieza, y con otra, el soldador. Para estañar las piezas, es donde entra a trabajar el Flux.

Si calentamos una pieza de cobre con el soldador y acercamos el estaño, lo más fácil es que el estaño se nos haga "bolitas" y no se llegue a adherir bien a la pieza. Sin embargo, si a la pieza la hemos untado con flux y la calentamos con el soldador, al acercar el estaño, se pegará perfectamente a la pieza caliente, dejando una fina capa sobre ella. Esto hay que practicarlo un poco, jugar con el soldador moviéndolo sobre la pieza y acercando el estaño poco a poco, hasta que nos salga. Si nos pasamos aplicando estaño, no pasa nada, el estaño es un material muy blando, y se lija con facilidad.

A continuación, unos ejemplos prácticos de la aplicación de la soldadura:

* Hilo de cobre.

Muy útil para hacer, por ejemplo, los protectores de los periscopios de los Sherman. Desgraciadamente, no tengo fotos de eso en concreto. Pongo fotos de una pieza en hilo de cobre que hicimos. Primero, aplicamos Flux a un trozo de hilo de cobre:

Lo calentamos con el soldador:

Aplicamos el estaño:

Repartimos el estaño con el soldador, moviéndolo a lo largo del hilo de cobre:

Cortamos el hilo de cobre ya estañado en los trozos que queramos, los ponemos sobre la tabla con el celo con la forma que queramos, y aplicamos el soldador en los puntos de unión. Aquí lo importante es que las partes a unir se estén tocando:

Ya solo nos queda limpiar la pieza con ayuda de una lima o lija:

* Unión de piezas de fotograbado.

En este ejemplo, vamos a ver la unión de una pieza de fotograbado. Aquí vemos la pieza en cuestión, y la unión que queremos hacer:

Aplicamos flux a las dos zonas:

Calentamos con el soldador:

Aplicamos el estaño:

Movemos el soldador a lo largo de la zona a unir para que se caliente de forma uniforme y se reparta mejor el estaño:

Repetimos la operación en el otro lado:

Ya hemos acabado con el estaño, no lo necesitaremos más, ya que se encuentra aplicado en la zona. Por tanto, solo necesitaremos en una mano el soldador, en la otra unas pinzas para mantener la pieza unida, y sujetar de alguna manera la pieza a la mesa. En este caso, como es una sola pieza, con las pinzas en la mano izquierda, me apoyo en un carrete de hilo de cobre que pesa bastante para sujetar la pieza, y con el soldador en la derecha (soy diestro), caliento la zona de unión, es decir, las dos partes de la pieza que he estañado:

Pasando el soldador repetidas veces sobre la zona, hasta que se una:

Ahora solo tengo que eliminar el exceso de estaño con una lima. El estaño es muy blando, y se elimina con facilidad:

Aquí os dejo un par de fotos de la pieza ya terminada, por dentro y por fuera. Como veis, la soldadura no se nota en absoluto, pero os puedo asegurar, que con las manos no se puede despegar:

Otro ejemplo de piezas unidas con soldadura (guardabarros del Sherman III de Paco Arévalo):

 

Texto y fotografía © Carlos Sánchez
Marzo de 2008

 
colabora@panzernet.com