Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Panzergruppe Kubelwagen. Volkswagen Typ 155/4c. Fran Vazquez

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #16
    Estoy alucinando con el trabajo que llevas, eso si que es trabajo de perfeccion.

    Comentario


    • #17
      Soberbio. Comparar tu direccion con la mia es como la noche y el dia...
      Sean realistas; pidan lo imposible

      Comentario


      • #18
        Simplemente impresionante. ¡¡¡Enhorabuena!!!

        Saludos

        Comentario


        • #19
          Toda una clase para modelistas,dale caña!

          Comentario


          • #20
            Qué pasada de trabajo y de fotografías. Con post como este dan ganas de abandonar el PanzerGruppe!!!

            Sigue adelante!!!
            Efrén de la Peña

            Comentario


            • #21
              Como no podía ser menos, ¡estas dejando el listón muuuuy alto!
              ....y también como siempre, es una delicia asistir en primera fila al proceso.
              Continúo atento.
              Nacho iNigo

              Comentario


              • #22
                MONTAJE. CADENAS.

                Gracias a todos por los comentarios.

                Este post es cortito y es que el trabajo realizado, aunque muy pesado no da para hacer muchas fotos.

                Como ya dije, este Kübel es una mezcla rara de versiones y el proptector del motor había que estrecharlo para que represente el modelo inicial. Eso ya lo mostré en el anterior post. Ahora lo que he hecho es ensancharlo un poco para que en planta tenga los bordes rectos y paralelos. Y siguiendo el espiritu oficioso de este projecto no he usado masilla, ni siquiera en los puntos en los que parecería más propicia de ser usada. Solo plástico, pegamento y lija.



                Una vez bien fraguado el pegamento se lija y lima.



                ¿Ha quedado un poco grueso? Pues eso no lo sé. Evidentemente esa era una pieza estampada, por lo que la chapa no podía ser muy gruesa. Lo que no he podido confirmar con una fotografía clara es si esa pieza tiene los bordes doblados hacia adentro, es decir, que no es totalmente plana y solo tiene resaltados los nervios de refuerzo.

                Paso ahora a la cadena, la parte complicada de la transformación. Por un lado las instrucciones no acaban de ser claras en cuanto a la orientación del eslabón y las fotos en mi poder tampoco son lo sificientemente claras. Las imágenes en la web de Leadwarrior sin embargo si nos muestran la orientación de los eslabones.

                Por otro lado tampoco se sabe cuántos eslabones son necesarios para cada cadena. El kit suministra 84, pero en las instrucciones no se aclara si hay que usarlos todos o no. En mi caso me han sobrado 8.

                Y finalmente el detalle no es para nada espectacular y el modelado de muchos de ellos presenta irregularidades irreparables, aunque siguen siendo utilizables.

                Con todo el mayor problema es que los eslabones ni se montan con pasadores ni por presión y resaltes. Y son de resina de poliuretano.

                El problema es muy peliagudo. Hay que pensar una forma de montar los tramos para que se adapten al tren, se puedan manejar, tenga caida, etc. Y al ser de resina el abanico de pegamentos se estrecha del todo. Parece que la solución es pegarlos con algún tipo de pegamento que tarde en fraguar y que durante el secado mantenga cierta maleabilidad que permita su adaptación al tren. Ago así como se hacía con las primeras cadenas a eslabones en plástico.

                El ciano de entrada está descartado para los tramos curvos, claro.

                El epoxy de 5 minutos podría ser una solución, pero es sucio y difícil de manejar en esta situación al tener que estar haciendo mezclas.

                Me queda la cola blanca (en alguna de sus variantes) o el barniz brillante.

                Probé a pegar algunos eslabones con Micro Kristal Klear, Micro Gloss y Tamiya X22. El Micro Kristal era demasiado flexible aún pasadas 12h de secado. El Micro Gloss y el X22 endurecieron bastante bien, siendo el X22 más limpio y resultando un poco más rígido que el de Micro. Así pues el plan ya parecía claro.

                Primero repasé todos los eslabones con la cuchilla y lima cuadrada, retocando las articulaciones para que girasen libremente.

                A continuación medí los tramos que conformarán la cadena. Para eso coloqué tiras de cinta sobre el tren de rodaje siguiendo el recorrido de los eslabones.



                El tramo recto inferior se podía pegar con ciano.



                Y lo coloqué (en ambas cadenas) inmobilizándolo con Blue Tack.



                Pegué los eslabones del tramo superior con X22 y lo dejé secar 20 minutos antes de manipularlo.



                Y se me deshizo entre los dedos al colocarlo sobre el tren de rodaje. El problema del X22 es que merma demasiado y no acaba de rellenar los huecos de las articulaciones de los eslabones. Pero la idea me parecía buena, así que probé con el Micro Gloss.



                Tras 20 minutos de secado coloqué el tramo sobre los rodillos de retorno.



                Y para imitar la caida de la cadena y mantenerlo en su sitio coloqué unas pinzas para ejercer presión durante el fraguado.



                Una vez fraguado se inmobiliza el tramo con Blue Tack y se repite el proceso con los tramos curvos.



                Al final queda algo como esto.





                Cuando está todo endurecido se retiran los tramos.



                Se limpia el exceso de barniz con el lápiz de fibra de vidrio.



                Y se refuerza con ciano donde sea necesario.



                Con todo el resultado no es muy bueno. El gravado de los detalles de los eslabones no es muy bueno, la curvatura entorno a la rueda tansora ha quedado bastante mal y el conjunto queda muy frágil, más por la suspensión que por la cadena, con esas ballestas raquíticas de resina. Eso si, la solución del barniz me ha gustado mucho. De hecho los tramos pegados con ciano han quedado bastante más frágiles que los otros.

                El montaje de estas cadenas se acerca en horas al montaje de unas cadenas T142 de plástico de Bronco de 6 piezas por eslabón, con la diferencia de que las de Bronco són fáciles de montar y quedar absolutamente espectaculares. Todas las cadenas deberían venir así por decreto ley o ley orgánica.

                Ya por último y con vistas a facilitar la pintura taladro el suelo del chasis debajo del asiento trasero y pego una tuerca con epoxy. De esta forma podré fijar todo el Kübel a un mango para poder pintarlo fácilmente.



                Hay que recordar que el Kübel llevará capota, ventanas laterales y puertas cerradas, por lo que localizar la tuerca será complicado. El agujero en el chasis se tapará con barro o nieve.

                Y yo creo que ya puedo cerrar la carrocería y pintar todo el interior.

                Comentario


                • #23
                  Una pasada de post, si señor y muy curioso lo del x22 como pegamento.
                  Habrá que tomar nota.

                  Comentario


                  • #24
                    Originalmente publicado por Roberto Ochagavía Rodriguez Ver Mensaje
                    y muy curioso lo del x22 como pegamento.
                    Habrá que tomar nota.
                    +1

                    Qué Kübel tan chulo te está quedando, Fran!! Seguimos muy atentos.

                    Saludos,
                    Efrén de la Peña

                    Comentario


                    • #25
                      Estoy flipando.
                      ¿Quien dijo miedo?.

                      Comentario


                      • #26
                        MONTAJE. CARROCERIA Y CAPOTA.

                        ¡Buenas!

                        Gracias por los comentarios.

                        Pues con las cadenas terminadas puedo cerrar por fín la carrocería, algo que no es del todo evidente porque involucra muchas piezas, algunas trasparentes, algunas delicadas...

                        Antes de unir la carrocería al chasis hay que pegar los ganchos delanteros. No tengo nada claro como son los del Typ 155pero cada vez estoy más convencido de que tiene ojales para sujetar el nuevo protector de la dirección. Los monté un poco inclinado y añadí los ojales con lámina de plástico y masilla.



                        Y ya puestos a toquetear los ganchos y su entorno modifiqué la trasera de Tamiya para que el nuevo protector del motor (más estrecho) asiente correctamente.



                        En este momento me di cuenta del horrible hueco en el lugar donde debería estar la polea del ventilador, que viene incluida en el kit del motor. Utilicé la de un SdKFZ 250 de Dragon. La tensión de la correa no es muy correcta pero cierra el hueco.




                        En los ganchos traseros añadí los ojales y sobre la viha trasera añadí el estribo (sacado de otro Kübel de Tamiya) y la barra central.




                        Taladré los escapes, añadí las abrazaderas a los tubos del silenciador y texturé un poco estos con pegamento líquido.





                        Y por fín pegué la carrocería al chasis. Y la famosa "precisión de Tamiya" me dejó huecos entorno a los guardabarros, a pesar de haber lijado la carrocería para que asentase correctamente. No eran muy evidentes y mucho menos pintado todo de gris, pero si lo suficiente como para ponerme nervioso, así que no quedó más remedio que manchar el trabajo de montaje con masilla.




                        Tambien tuve que enmasillar ligeramente la unión de la carrocería con el chasis delante de los guardabarros traseros, que como habían sido recortados dejaban la unión muy visible.



                        Y siguiendo con la "precisión Tamiya" me encontré con dos huecos en la unión de la viga trasera con la carrocería, ¡huecos que nadie tapa!. Vale que esa pieza iba atornillada para ser desmontada, pero no precisamente de esa forma. Hay que rellenar los huecos con masilla y grabar la separación de las piezas haciendo dos muescas verticales paralelas a los ganchos.



                        Con la carrocería bien cerrada monté el interior sin intentar ningún tipo de detallado.



                        Y como todo va a ir cerrado pinté el interior del Kübel con negro mate. Enmascaré los alrededores del habitáculo de forma chapucera con la cinta más mala y barata que tenía a mano.



                        Y el mismo procedimiento para la capota y el parabrisas.



                        Pinté con acrílicos el marco de la luneta térmica.Usé Amarillo Desierto 70977 para el marco, Gris Azul Claro 905 para los montantes y Negro Mate 120 para las fijaciones al parabrisas.



                        El vidrio recibió una capa finísima de Smoke de Tamiya X-19 para remarcar un poco los filamentos.



                        El conjunto montado.



                        A la hora de pegar los cristales de Evergreen que ya tenía cortados me encontré con que eran demasiado rígidos para que se adaptasen a las curvaturas de las ventanillas, por lo que tuve que pasar al plan B: bolsas de plástico.



                        Realmente es la mejor solución para este caso ya que reproducen muy bien los pliegues y ondulaciones de las ventanillas de mica reales. El problema es la muy baja adherencia de las pinturas sobre ellas y que por ser flexibles el enmascararlas para pintar los exteriores va a ser muy complicado.

                        Se pegan a los marcos de estaño con ciano y se acaban de fijar con Micro Kristal Clear disuelto con agua.




                        Mi idea era la de imitar la condensación dentro del habitáculo, así como las zonas calentadas por la luneta térmica o limpias "a mano". Para estas últimas utilicé Maskol.



                        Y en el parabrisas enmascaré la luneta térmica con cinta.



                        Intenté imitar la condensación con una rociada de barniz mate de Tamiya XF-86 diluido con Lacquer Thinner. Las partes más húmedas (bordes superiores, los alrededores de la luneta) los repasé con barniz brillante X-22. Una vez secor retiré las máscaras CON MUCHO CUIDADO y remarqué las zonas limpiadas "a mano" con barniz brillante de Revell diluido con su disolvente específico. Con el mismo barniz hice los chorretones de agua.





                        La condensación en el parabrisas me ha quedado demasiado ténue. Pero creo que este es el camino a seguir. Es cuestión de perfeccionar la técnica.

                        Presenté las piezas de la capota y del parabrisas y pegué este último a la carrocería con pegamento por capilaridad.



                        Retiré la capota para poder pegarla con epoxy de 5 minutos, adaptándola al parabrisas.



                        Y listo. Desgraciadamente me ha quedado la capota casi un milímetro separada de la carrocería en la parte trasera. Se vé que no ajusté bien los ángulos de los bordes delanteros de las ventanillas.

                        Algunas fotos del conjunto terminado.










                        Espero que el siguiente post sea ya con el Kübel totalmente montado y preparado para la pintura. Realmente todo lo complicado ya ha pasado. Ahora quedan unos días de detallado maniático y de hacer uso del fotograbado de Aber. Debería ser un trabajo sencillo.

                        Comentario


                        • #27
                          Impresionante trabajo Fran.

                          Un abrazo.
                          Víctor Tomás

                          Comentario


                          • #28

                            Comentario


                            • #29
                              Que se puede decir, sencillamente espectacular. Maestría de montaje. UN 11 si señor,

                              Comentario


                              • #30
                                MONTAJE. DETALLADO FINAL I.

                                ¡Buenas!

                                Gracias por los comentarios.

                                Al final ha sido más trabajoso de lo que había pensado, pero el montaje por fin está terminado.

                                Lo ideal es empezar por los elementos más grandes y bastos hasta llegar al detalle más fino y delicado. Siguiendo esta regla lo primero fue montar los jerrycans de Leadwarrior. Y la primera en la frente: estos jerrycans son copias de un modelo viejo de Dragon con fondo plano. Y nada del cordón de soldadura en fotograbado. Por un momento pensé en cambiarlos por otros de Tamiya con el fondo estampado, pero al final me iba a encontrar con estos dos jerrycans inmobilizados en la caja de restos. No queda otra que tallar el receso inferior con el minitaladro y una fresa.



                                Y a continuación se acaba de detallar las correas (que no sé si son correas de cuero o fleje de acero) y se retoca el asa.



                                Pasé a los famosos faros y de nuevo encontronazo con la famosa "precisión Tamiya": al unir las dos piezas no se sabe dónde termina el faro y dónde empieza el anillo de cierre. Bueno, si, se sabe porque el faro es ligeramente más grande que el anillo. Para diferenciar ambas piezas y sortear el problema de la diferencias de diámetros achaflané ligeramente los rebordes de ambas piezas.



                                Añadí toda la tornillería ausente en las bases de los faros y del Notek.



                                Y ya de paso añadí los cierres a los anillos de los faros, tres tuercas bajo el protector del Notek y la palanca para desmontarlo, así como el cableado interno de los faros.




                                Después pegué los faros cuidando que estos no cabeceen debido las holguras de la famosísima "precisión Tamiya".Una vez seco el adhesivo acabé con el cableado.



                                La colocación de los jerrycans es un poco aproximada. Las fotos no son claras y todo lo que aportan las instrucciones de Leadwarrior es una vista de perfil. Empecé por marcar la posición usando cinta aislante como regla.




                                Y se pegan con epoxy.

                                Y si a Tamiya le he dado lo suyo desde luego Aber no se va a ir de rositas, con sus despieces absurdos, piezas sobredimensionadísimas y flagrantes omisiones. ¡Eso no es una pala!, ¡es la cuchara de una excavadora!



                                Tras limarla y doblarla más de la cuenta conseguí hacerla entrar en el poco hueco que me deja el jerrycan izquierdo.



                                Y si la pala era enorme su soporte no se podía quedar corto, claro. Tras recortarlo conseguí colocarlo sobre los estampados de la carrocería hechos con el sacabocados.



                                Realmente el ejemplar que se probó en el Schwarzwald no llevaba la pala pero si los jerrycans. Yo se la he puesto porque este Kübel va muy corto de color y el mango en madera puede añadir algo de vistosidad.

                                Tuve que realizar un herraje para poder colocar adecuadamente la rueda de repuesto. La pieza sale del cajón de las sobras y la tornillería viene incluida en el kit de Quickwheel.




                                Revisando las fotos del manual incluido en la Guía del Autoestopista Galact... en la Guía del Modelista al Kübel me di cuenta que los silenciadores de Tamiya no incluyen las salidas para los calentadores del habitáculo y de los cilindros. De hecho no incluye estos últimos... Como este Kübel era una mezcla rara el habitáculo no tiene los calentadores, por lo que solo hay que hacer las salidas desmontadas en los silenciadores. La misma solución para las salidas a los calentadores de los cilindros, más que nada porque estos no vienen incluidos en el kit japonés (pero si en el kit a 1:16).

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X