Una chulada de trabajo, mereció la pena la espera. No tenía ni idea de que llevasen el amarillo alemán, yo vi uno en el Goloso y estaba pintado de verde...