Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 23

Tema: "Maqueteros viajeros". Museos, sitios históricos o singulares, eventos y chatarrerías

  1. #1

    "Maqueteros viajeros". Museos, sitios históricos o singulares, eventos y chatarrerías

    "Maqueteros viajeros". Museos, sitios históricos o singulares, eventos y chatarrerías. Introducción.

    ¡Buenas!

    De vez en cuando aparece algún mensaje de alguien que está preparando un viaje y le gustaría saber qué cosas relacionadas con el hobby o los vehículos militares se pueden visitar en su destino. Para poder ayudar en estas situaciones se me ha ocurrido abrir este hilo donde todos podemos aportar datos útiles del último museo, campo de batalla, demostración o chatarrería que hayamos visitado.

    La idea no es la de hacer un reportaje exhaustivo de lo que hayamos visto, sino de dar esas informaciones prácticas basadas en la experiencia que puedan ayudar a otros al planear sus visitas: cómo se llega al sitio, dónde comer en los alrededores, qué se puede ver allí, si se puede visitar con la familia, cuánto cuesta o si acaso merece la pena ir.

    Como las exposiciones cambian con el tiempo sería recomendable poner cuándo se visitó el museo o sitio reseñado. Un link a la página web también sería deseable.

    Para no mezclar temas yo creo que lo mejor es dejar este hilo para museos, campos de batalla, sitios históricos o singulares, chatarrerías o eventos, es decir, sitios que puedan servir como referencias, como fuentes de información. Para hablar de tiendas, de concursos o encuentros sería mejor abrir otro hilo, creo.

    Para facilitar la búsqueda recomiendo usar las "etiquetas", por ejemplo "museo londres" o "campo de batalla ardenas" o lo que se os ocurra, poniendo el nombre del sitio, tanto en la etiqueta como en el nombre del post. Y si los moderadores lo creen conveniente se podría poner la "chincheta" al hilo para que siempre esté visible y se sepa que existe.

    Un saludo.

    PD. Estoy intentando "etiquetar" los mensajes pero no encuentro el campo en el formulario...
    Última edición por Fran Vazquez; 28/08/2018 a las 21:08

  2. #2
    "Maqueteros viajeros". Museos. Militärhistorisches Museum der Bundeswehr. Dresden. Alemania.

    Fecha de la visita: noviembre de 2016.
    Web: http://www.mhmbw.de/
    ¿De qué trata?: Historia de los ejércitos alemanes desde 1300 hasta la actualidad. Los vehículos mostrados son mayoritariamente de post-guerra en adelante.
    ¿Museo técnico o histórico?: 50% técnico, 50% histórico.
    ¿Cómo se llega?: El museo está céntrico, por lo que lo mejor es el transporte público. El tranvía para al lado. Consultar web del museo. Para planificar la ruta: https://www.vvo-online.de/de
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: No hay actividades para niños y quitando los vehículos del exterior posiblemente lo encontrarán aburrido.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: Si. En el propio museo hay un restaurante y al estar en el centro de Dresde se puede salir a comer por los alrededores. La entrada permite salir fuera del museo y volver a pasar.
    ¿Idioma?: Alemán e inglés.
    ¿Se recomienda la visita?. Si. Quien visite Dresde puede dedicar unas 3-4 horas a ver el museo gracias a su cercanía. Quien no quiera pasar al interior puede ver en cualquier caso los vehículos del exterior. La temática del museo puede interesar a cualquier aficionado.


    En el centro de la ciudad nueva de Dresde se encuentra el Museo de Historia Militar del Bundeswehr, uno de los dos museos que tiene el ejército alemán (el otro es el Flugplatz Berlin-Gatow).




    Ya desde el año 1972 se usaba esta instalación como museo del ejército, por entonces dedicado exclusivamente al NVA de la DDR y otros países del Pacto de Varsovia, hasta que con la reunificación en 1990 pasó al actual Bundeswehr.
    Este museo está dedicado a la historia de los ejércitos alemanes: Reichswehr, Heer, NVA y Bundeswehr. Las exposiciones permanentes siguen una linea temporal que va desde la Primera Guerra Mundial hasta las misiones actuales del Bundeswehr, pasando por la Segunda Guerra Mundial, la división de Alemania y la Guerra Fría. Es una colección de un organismo público por lo que no los vehículos no han pasado por un proceso de desmilitarización como si fuese una colección privada.



    Los patios que rodean al edifico principal son de acceso libre. No hay que pagar para entrar. Allí se encuentran algunos de los vehículos más representativos de los años finales de la NVA y del Bundeswehr, tanto actuales como de post-guerra.







    Cabe destacar la presencia de un sistema Patriot y del Minebreaker 2000, un vehículo barreminas basado en el Leopard 1 y se que usó en Afganistán.




    También están presentes una patrullera del NVA, una torre de un destructor de la clase "Fletcher", un caza Fiat G 91, así como algunas grúas. Una colección un tanto ecléctica.





    Ecléctica y hasta polémica ya que allí hay dos Alvis Stalwart, un Mk2 FV622 y un FV623 de artillería, pintados con los colores actuales del Bundeswehr e incluso con "Cruces de Hierro", algo que habla bastante mal del museo ya que este vehículo jamás estuvo en servicio en ningún ejército alemán (sólo se probaron dos en los 60 y se rechazaron).

    Para entrar el edificio principal si hay que pagar entrada, pero es bastante barata. Dentro en sus vitrinas encontramos uniformes, armas y equipamiento. Mayoritariamente es material alemán pero también hay material capturado o destruido de otros ejércitos, como un cañón F-34 de 76.2mm a los restos del ala de un P-51 "Mustang"




    También podemos encontrar un "Universal Carrier" de los primerísimos años del NVA, un "Goliath", un T-34/85 de los que participaron en la represión de la revuelta de Berlín de 1953... y aunque el contenido del museo es marcadamente "terrestre" también se puede ver un torpedo tripulado "Neger"



    Y aunque es un museo de historia militar también se encuentran otros artefactos menos relacionados con el ejército, como un radar de tráfico polaco de finales de los 80, ordenadores y computadoras de la antigua DDR (el famoso "Robotron") e incluso la etapa de descenso de una Soyuz, en concreto la Soyuz 29 (una de aquellas Soyuz con sólo dos tripulantes tras el accidente de la Soyuz 11)



    Dependiendo de la entrada que paguemos se puede visitar también otras exposiciones itinerantes. En el 2016 se podía visitar la exposición "Achtung! Spionen!" en un edificio anexo, que albergada cosas tan dispares como una colección de cámaras fotográficas, un M-41Walker Bulldog, un T-54B en perfecto estado, un MiG 15 "Fagot"... y un JS-3M, cedido por el museo de Lesany y que entró al de Dresde por su propio pie.




    Quitando el disparate de los Alvis Stalwart el material expuesto está en bastante buen estado (salvo un par de excepciones), sobre todo teniendo en cuenta que los vehículos están a la intemperie todo el año. Algo de "trabajo de campo" se puede hacer sobre ellos. No hay limitación a la hora de tomar fotografías, pero no se puede subir a ellos. Lo más criticable es el cómo están expuestas las piezas en el interior del edificio principal y cómo están iluminadas: algo muy de la "técnica museística alemana (y austriaca)" es el sumir las piezas en la oscuridad e iluminar parcialmente con focos. Es muy difícil hacer buenas fotos así, sobre todo si hay vitrinas y cristales de por medio.

    Por cierto, en la parte izquierda del museo, en el edificio bajo y alargado que está detrás de los vehículos del Bundeswehr del NVA se ve en el interior más piezas: un Ba-64, un "Bobbik"... incluso con placas de identificación y datos técnicos. Dicho edificio no viene mencionado en la web y tampoco se ve una entrada que invite a visitarlo, pero a mi me da que es un trozo más del museo. ¿Igual alguien ha podido visitarlo y nos puede contar algo?

  3. #3
    "Maqueteros viajeros". Museos. Wehrtechnischen Studiensammlung Koblenz. Koblenz. Alemania.

    Fecha de la visita: Julio de 2017.
    Web: https://www.vffwts.de/
    ¿De qué trata?: Tecnología y técnica de las armas. Los vehículos son mayoritariamente modernos y prototipos. La colección artillera abarca desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad. Centrado principalmente en material usado o desarrollado en Alemania.
    ¿Museo técnico o histórico?: 100% técnico.
    ¿Cómo se llega?: El museo está dentro de la ciudad peor no en el centro e incluso demasiado apartado como para ir andando desde el centro histórico, por lo que lo mejor es el transporte público, en éste caso autobús. Para planificar la ruta: http://www.vrminfo.de/
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: No.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: No. No hay restaurante o comedor dentro donde sirvan comidas y en los alrededores hay poco dónde ir. Yo me llevé un bocadillo y me lo comí sentado en un banco debajo de un F-104.
    ¿Idioma?: Alemán e inglés aunque el alemán es preferible. Buena parte de los paneles informativos están sólo en alemán.
    ¿Se recomienda la visita?. Si pero con reservas. Es un museo sumamente técnico y la calidad de las piezas es sobresaliente, pero quitando algún vehículo o cañón clásico casi todo son prototipos o material de instrucción. A quien le guste la técnica le gustará el museo. Mucho incluso, de visita obligada. También aquellos muy interesados en la artillería y en las armas cortas y equipamiento variado lo encontrarán sumamente interesante. Quien vaya buscando un Sherman, un PzIV, un M48 o un Leopard "normal" no va a encontrar nada de eso. Una vista detallada puede durar unas 6-7 horas.


    Dentro de la propia ciudad de Koblenz pero apartado del centro y un tanto escondido se encuentra la "Verein der Freunde und Förderer der Wehrtechnischen Studiensammlung Koblenz e.V.", la asociación de amigos e investigadores de la colección de objetos de estudio del material de la defensa.



    El museo se puede resumir de esta forma: "cójanse todos los prototipos de vehículos y armas que hayan pasado por algún ejército alemán a partir de 1945, añádanse todas las armas cortas habidas y por haber, radios y ópticas que puedan encontrar, súmese todo el material de instrucción posible (especialmente misiles del tipo que sea), agréguese una brutal colección de cañones y con todo ello llénese un edificio de 5 plantas y una nave"

    El museo consta de dos partes: una nave que incluye los objetos más grandes y un edificio de 4 plantas divididas en temáticas: armas cortas, radios, ópticas, misiles y armas anticarro y antiaéreas y otros equipos.

    En la nave se encuentran vehículos terrestres, aeronaves, piezas artilleras y de misiles. Pero quitando cuatro cosas no son piezas normales. Y las que lo son no están en un estado "normal". Así frente a un FT-17 con torre poligonal y cañón de 37mm se encuentra un Leopard 1 seccionado en toda su longitud.



    Y al lado un T-55AM2 de instrucción con partes al aire.



    Y al lado esta cosa:



    Y un T-72 de instrucción, el prototipo del Leopard 2 con casco PT-14 y torre con cargador automático PT-16, un KPz-70...






    Y así todo. También hay vehículos más clásicos como ese SdKfZ 231 (8 Räder), un SdKfZ 7/2, un SdKfZ 9 Famo, un puente M2, un semioruga OT-810...





    Y por ahí repartido también hay motores seccionadas, transmisiones, munición, un mural con el desarrollo de las cadenas del Leopard...




    También hay una gran (grandísima diría yo) colección de piezas artilleras, más clásicas que los vehículos, desde cañones checos de 37 y 47mm, piezas francesas y rusas y casi todo el material arrastrado alemán de la Segunda Guerra Mundial, así como cañas, cierres y frenos de boca.




    Esta colección tan interesante de cañones sufre un problema grave: son tantas amontonadas en tan poco espacio que algunas son casi inalcanzables. Una pena. Hay que decir que el resto de piezas del museo son bastante más accesibles y fáciles de ver.

    Otra parte de la nave está dedicada a las armas montadas en aeronaves y a aeronaves "raras". Así por ejemplo hay un prototipo de un F-104 "Starfighter" con una deriva adicional montada en la joroba.



    Pero también hay cosas más normales, todo moderno, eso si, como un MiG 23, un MiG 21 y un espectacular Mil Mi-24F "Hind"



    Y en esta zona se encuentra también una bestial colección de misiles antiaéreos, casi todos modelos seccionados, así como otros sistemas como un AK-630 multitubo de 30mm para defensa cercana de navíos.



    Como ya he mencionado las plantas del edificio principal están divididas por temáticas. Las primeras están dedicadas a armas antiaéreas automáticas, incluyendo Flak 38 simples y cuádruples. El resto de plantas están dedicadas a armas cortas (perfectamente colocadas para ver sus diferencias y versiones), ópticas de todo tipo (incluyendo un sistema "Tabby" inglés y equipos alemanes de la Segunda Guerra Mundial), ópticas para carros (sistema de puntería, ópticas IR o de otras tecnologías), radios y una planta dedicada a equipos de tratamiento y transmisión de datos (por ejemplo cámaras de reconocimiento aéreo)








    También hay apartados dedicados al desarrollo tecnológico en si. Por ejemplo hay unos paneles de Rheinmetall en los que se explica la fabricación de tubos para cañones, una parte dedicada a la evolución de las armas automáticas, efectos de las distintas municiones sobre blancos, desarrollo de armas de propulsión electroquímicas... También hay algunos uniformes y cascos.

    El principal problema del museo radica paradójicamente en su punto fuerte: su temática un tanto restrictiva. Un aficionado a la artillería si lo encontrará muy interesante a pesar de la inaccesibilidad de las piezas. Un modelista al que le guste los vehículos clásicos y no se interese por la técnica saldría decepcionado.

    Otro pequeño problema es que no hay donde comer dentro del museo. Tampoco encontré nada en los alrededores. Parece mentira pero es un problema: visitar bien este museo es un asunto de 7-8 horas. Creo que todo lo que hay es una cafetería. Tampoco sé si se puede meter comida dentro: yo me comí un bocadillo que llevaba de fuera a escondidas casi.
    Última edición por Fran Vazquez; 28/08/2018 a las 21:10 Razón: Correción en el texto

  4. #4
    "Maqueteros viajeros". Museos. Das deutsches Panzermuseum. Munster. Alemania.

    Fecha de la visita: Abril de 2018.
    Web: https://daspanzermuseum.de/
    ¿De qué trata?: Carros de combate y vehículos acorazados europeos y americanos, principalmente alemanes o usados por Alemania. Desde la Primera Guerra Mundial hasta la actualidad
    ¿Museo técnico o histórico?: 90% técnico, 10% histórico.
    ¿Cómo se llega?: Munster es una ciudad muy pequeña con uno o dos hoteles pequeños que se llenan enseguida en la temporada de primavera verano ya que la región de Lüneburger Heide es un destino muy apreciado por los senderistas. Lo mejor es alojarse en alguna ciudad más grande cercana por lo que para visitarlo hay que recurrir al coche o al transporte público. Para planificar la ruta: https://www.vnn.de/home/
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: Si. Hay actividades para niños, incluso durante la visita. Para los más pequeños hay incluso "correpasillos" en la cafetería.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: Si. Hay restaurante justo enfrente de la entrada principal. Se puede entrar y salir del museo libremente con el ticket del día. También hay una cafetería con bocadillos y helados.
    ¿Idioma?: Alemán e inglés aunque el alemán es preferible. Buena parte de los paneles informativos están sólo en alemán.
    ¿Se recomienda la visita?. Si. La temática, calidad y exposición de las piezas y actividades lo hacen totalmente recomendable. Una visita normal debería durar 2-3 horas. Alguien que quiera verlo con detalle y tomar medidas de todo debería dedicar toda la jornada y posiblemente aún le falte tiempo.


    En la región del Lüneburger Heide, en el pueblo de Munster se encuentra el Panzermuseum Munster, el museo de las unidades alemanas más importante de Alemania y uno de los más importantes de Europa.




    La colección de vehículos es un tanto "germanocentrista": son vehículos que han tenido algo que ver con Alemania, bien porque han sido proyectados allí o han sido utilizados por algún ejército alemán o han luchado o han estado estacionados en suelo alemán. Así por ejemplo en la parte dedicada a la Primera Guerra Mundial encontramos la reproducción (con interiores) de un A7V, pero no la de un Mark IV o un Renault FT-17. Esto no es una regla general y de hecho hay notables excepciones (el Merkava Mk2, el Strv 109C "S" o el Kürassier por ejemplo) pero si que está esa tendencia.




    El museo está dividido en 3 naves: en la primera se tratan la Primera y Segunda Guerra Mundial, inmediata post-guerra y Guerra Fría y modernos (ésta última dividida en vehículos de reconocimiento, AIFVs y carros de combate). En la segunda nave se encuentran los vehículos de la artillería autopropulsada, antiaérea, ingenieros y recuperación y cazacarros. La tercera sala trata de vehículos "especiales". Además en el exterior hay unos terrenos donde los vehículos que están en exposición (no todos, claro) circulan durante los eventos especiales como "Stahl auf der Heide"

    Los vehículos están en un perfecto estado, aunque algunos de los vehículos de la Segunda Guerra Mundial presentan accesorios modernos (extintores, bases de antena SEM modernas, cables de arrastre, parches de recubrimiento antideslizante...), supongo que fruto de su condición de "runners". Esto nos obliga a tratarlos de una forma crítica a la hora de usarlos como referencias. El material de postguerra sin embargo está en un muy buen estado de conservación (el interior del BTR-152 está un poco descuidado). Curiosos son los T-55A y el T-62: ambos están preparados para vadeo profundo, aunque el T-62 sólo tiene montadas las válvulas antirretorno del escape.

















    El KPz-70 también me tiene intrigado. En Koblenz tienen uno y aquí hay otro, con accesorios alemanes (como los faros). Yo pensaba que Alemania sólo había construido un prototipo, no dos...



    En la nave principal también tenemos carros y vehículos seccionados, torres de instrucción (increíble lo sumamente estrecha que es la torre del BMP-1), motores, transmisiones, cañones desmontados o seccionados (la mira del L-7 que tienen al lado de un Leopard 1A1A3 funciona aún y se puede mirar por ella)

    Fuera de la primera nave encontramos un Minenwerfer M548 "Skorpion", un Brückenlegerpanzer "Biber", un Pionerpanzer "Dachs" y un Leopard 1A1A2 con una plataforma montada al lado que nos permite subirnos y meternos cómodamente en la torre (siempre por nuestra cuenta y riesgo, como indican los paneles puestos por el museo). Para ello han sepultado literalmente el carro bajo una capa de antideslizante y han montado una escalera desde la escotilla hasta el suelo de la torre.



    El museo trata de carros principalmente, pero en las vitrinas y estanterías también se encuentran cosas muy curiosas, como generadores eléctricos, eslabones de cadena, arrancadores para el invierno o munición. También hay piezas por ahí tiradas y que creo que no forman parte de la colección oficial (el radiador de un T-55, un cable de arrastre ruso, las tapas de la transmisión de un PzIII)... En una sala paralela encontramos una exposición llamada "Elementen des Krieges" ("Elementos de la guerra"). En ella hay uniformes y armas cortas. Hay reproducciones de resina lastrada de algunas armas de fuego para que la gente pueda empuñarlas, como una Walther P-38, un M1 "Garand", un Thompson M1A1 (¡hay que ver lo que pesa esa cosa!) un AK-47 (más cómodo de empuñar que lo que había leído hasta ahora)... También hay unos paneles dedicados a los tipos de armas de fuego, sables y municiones.



    En esta sala se encuentran también unas especies de cajoneras con las advertencias de "material sensible" o "los niños no deben abrir los cajones". De hecho estos cajones se abren de una forma un poco enrevesada para que los niños no puedan ver su interior sin ayuda de un adulto. Esos cajones contienen realmente fotos de efectos reales de armas reales sobre el ser humano. Una forma de concienciar sobre los efectos de las armas que estamos contemplando.

    Al contrario que en otros museos alemanes o austriacos los vehículos son bastante accesibles y los recintos están más o menos bien iluminados, menos los de las salas 2 y 3, supongo que por una mera falta de espacio. Hay suficiente espacio dentro de la sala 1 como para rodear los vehículos con comodidad. Esto parece una tontería pero he visto museos donde era imposible acercarse a algunas piezas por pura falta de espacio (ni siquiera hacía falta cordón de terciopelo) y tan mal iluminados que hacía la fotografía de vehículos oscuros casi imposible.

    El museo también organiza actividades para atraer más público, como dejar algunos vehículos abiertos al mes para poder ver los interiores ("der Panzer des Monates"), exhibiciones al aire libre, etc. Antes de organizar una visita recomiendo revisar la web concienzudamente la web del museo para intentar coincidir con alguno de estos eventos.
    El principal problema del museo es tal vez su ubicación. Está alejado de cualquier ciudad grande y la oferta hotelera es muy limitada. Yo me alojé en Soltau, que está cerca (45 minutos de tren regional) y tiene algo de vida en la calle.

  5. #5
    "Maqueteros viajeros". Museos. Technikmuseum Pütnitz. Ribnitz-Damgarten. Alemania.

    Fecha de la visita: Agosto de 2018.
    Web: https://technikmuseum-puetnitz.de/
    ¿De qué trata?: Vehículos militares del NVA y civiles de los países el Este. Principalmente se trata de vehículos no acorazados, en especial camiones.
    ¿Museo técnico o histórico?: 100% técnico.
    ¿Cómo se llega?: Desgraciadamente el museo es muy inaccesible. La ciudad más cercana de cierta importancia es Rostock y aunque hay un regional desde Rostock a Damgarten y un autobús de Damgarten a la entrada del museo llegar a la propia exposición requiere recorrer 3km extra dentro de una base aérea abandonada. El coche (o bicicleta) son totalmente necesarios. Para planificar la ruta: https://www.verkehrsverbund-warnow.de/
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: No.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: No. No hay nada alrededor del museo. Sólo bosque. Dentro del museo hay un pequeño puesto con algunos bocadillos y bebidas.
    ¿Idioma?: Alemán.
    ¿Se recomienda la visita?. Si. A pesar de las condiciones de las instalaciones y servicios el material expuesto es único. En la mayor parte de los casos está en condiciones originales (que es bueno y malo a la vez) y las actividades son muy llamativas. El calendario y los horarios son bastante restrictivos. Una visita detallada puede consumir las 6 horas de apertura en verano.


    A la orilla del Saaler Bodden se encontraba la base de la fuerza aérea soviética de Ribnitz-Damgarten, con sus MiG-29 "Fulcrums" y Sukhoi Su-25BM "Frogfoots", hasta 1990 cuando se retiraron de Alemania.





    Desde el 1 de Mayo de 2004 la asociación de amigos de la técnica Technikverein Pütnitz mantienen una exposición permanente en esta antigua base aérea que había comenzado su carrera en los años 30 como base mixta de la Kriegmarine y Luftwaffe y luego usada por los soviéticos. Los terrenos son sencillamente enormes (la pista tiene una longitud de casi 3km, la distancia que hay que recorrer desde el control de acceso hasta la exposición en si) y buena parte de las edificaciones están cerradas y los accesos y caminos cerrados. Las propias naves donde están las piezas presentan un muy mal aspecto y el suelo de hormigón está rajado y lleno de baches. Eso y la acumulación de vehículos por todos sitios hace que todo el conjunto parezca una enorme chatarrería.

    ¡Me encanta!

    A pesar del aspecto desastrado la organización se esfuerza por mantener el museo en funcionamiento, convirtiéndolo además en punto de encuentro de aficionados a los vehículos civiles de la antigua Europa del Este, organizando "regatas" de vehículos anfibios en el mar de interior Saaler Bodden (BRDM-2, K-61 y PTS-M incluidos) y ofreciendo actividades museísticas "distintas", como actividades de "team building" para empresas, juegos de espías y paseos en vehículos que van desde un Lada Niva a un autobús articulado, pasando por un Ural 375D, un BaZ 135... o un BMP-1, BMP-2 o un BLG-60.

    La colección se puede dividir en 2 partes temáticas (vehículos militares y vehículos civiles) repartidas en 3 hangares. Una parte dedicada a vehículos militares ligeros (hangar 1), vehículos militares pesados (hangar 3) y vehículos civiles de más allá del Telón de Acero (sala 2).

    Los vehículos militares son todos o de origen ruso o del Pacto de Varsovia. Lo más viejo que tienen es un T-34/85. La colección "ligera" es un impresionante conjunto de camiones y vehículos de ruedas que van desde un Trabant o un Wartburg del NVA a los gigantescos KraZ 255, pasando por varios Zil 151, 135 e incluso 131, los camiones lanzadores y de municionamiento de los misiles "Luna-M" (Frog-7), incluyendo Urales 375D, 4320 e incluso un 377S, una cabeza tractora para semirremolques, varios IFA W50... incluso dos LuAZ-967.








    A esta parte de la colección pertenecen también un BTR-60PB, un BTR-152, und BRDM-2 RkH B (pero sin el equipo de señalización, sólo la torre) y un BTR-70.



    La colección "pesada" incluye vehículos "normales" como un T-55A (curiosamente con el snorkel OPVT, como el de Munster), un T-72M1, un 2S1, un 2S3, un BMP-1 y 2... pero también incluyen vehículos poco vistos como una excavadora rotatoria, tractores anfibios K-61 y PTS-M, un BLG-60, un VT-55, un BRM-1S checo con un telémetro láser externo HLD-S...









    A pesar de ser una colección privada los efectos de la desmilitarización no son muy evidentes. en el T-72 si se ve el cañón tapado, pero no cortes en los blindajes.

    También hay algunos MiG 21F-13, un MiG 21PFM y un Mil Mi-8 TBM, éste último con un sistema de simulación acústico y visual de arranque y despegue que se activa cada 20 minutos.

    Desgraciadamente los carros de combate están colocados sobre escenificaciones y sólo son visibles de frente y los camiones están aparcados tan pegados a las paredes del hangar que apenas se puede pasar entre ellos. Otro posible problema es el enorme volumen interior de los hangares y la falta de calefacción. Será por eso que está abierto sólo de Abril a Octubre.

    La tercera nave está dedicada a coches, motos y camiones de todo tipo de los países del otro lado del Telón de Acero, incluyendo Trabants, IFAs, Wartburgs, Skodas, Zils, Tatras, Ladas, motos Schwalbe, Spätze... También tienen la reproducción de un accidente de moto con una ambulancia de la DDR y los coches de la policía popular, los Vopos, así como la reproducción de una gasolinera de la DDR, con productos típicos de la época y un Trabant para minusválidos repostando.







    El museo tiene un embarcadero para que los anfibios entren y salgan del Saaler Bodden y una pista de tierra donde uno se puede meter en un camión, en un todo terreno (se puede conducir también) o un vehículo de orugas (sólo como pasajero y previa reserva). No es raro oír rugir un motor y ver pasar por ahí un Ural sonando como un camión de la basura o un BaZ 135 sonando como una Hartley mal fabricada. Eso si, no es barato; mejor consultar la web.



    El principal problema del museo es su inaccesibilidad para el público extranjero. Esa región del país es muy preciada por los alemanes por la gran oferta turística (la costa del Báltico está cerca, hay muchas opciones para el turismo de mochila o bicicleta) pero desconocida para el publico de fuera ya que apenas ofrece alicientes y razones que justifique el esfuerzo de ir allí. Además el tiempo posiblemente no acompañe. El acceso al museo en transporte público es casi imposible y el propio museo asusta por su aspecto. Pero quien pase por esa región debería hacer una parada y echar un vistazo.

    ADVERTENCIA: como digo esa zona es muy apreciada por los aficionados a la bicicleta por la gran cantidad de paisajes y rutas que ofrece la región. Quien esté por ahí y quiera ir al museo en bicicleta que calcule la ruta con la aplicación correspondiente (Google, Komoot...) ¡usando la opción de rutas para coche! Yo no lo hice y acabé metido en una zona con la hierba hasta los sobacos, con la senda apenas visible, al borde del Saaler Bodden y con árboles caídos cortando el camino. Si, al final entré en la base... por un sitio sin vallado y detrás de un antiguo acceso cerrado y a varios kilómetros de los hangares por caminos de hormigón que no habían sido mantenidos desde que los rusos se marchasen en 1990.
    Última edición por Fran Vazquez; 29/08/2018 a las 09:04

  6. #6
    Buen trabajo de explicación. A ver si tengo tiempo y pongo los de mis visitas a los de Polonia, Ucrania, Praga y Oslo
    Última edición por Michel Garcia; 28/08/2018 a las 20:19

  7. #7
    "Maqueteros viajeros". Museos. Das heeresgeschichtliches Museum Wien. Viena. Austria.

    Fecha de la visita: junio de 2018.
    Web: https://www.hgm.at/
    ¿De qué trata?: Historia militar del Imperio Austro-húngaro y de Austria hasta la actualidad. Los vehículos mostrados son mayoritariamente de post-guerra en adelante. Foco en la Primera Guerra Mundial.
    ¿Museo técnico o histórico?: 40% técnico, 60% histórico.
    ¿Cómo se llega?: El museo está dentro de Viena, al lado del Belvedere y cerca de la estación central. No está en el centro histórico, pero tampoco está en el extrarradio. Para planificar la ruta: https://www.vor.at/
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: Si. Hay actividades para niños y el propio edificio es bonito.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: Si. Hay restaurante en la torre de la entrada principal. Se puede entrar y salir del museo libremente con el ticket del día. También hay una cafetería con bocadillos y helados.
    ¿Idioma?: Alemán e inglés, aunque el alemán es preferible. Los paneles informativos están sólo en alemán.
    ¿Se recomienda la visita?. Si. El propio edificio es digno de visitarse y es incluso parada de los autobuses turísticos (ruta amarilla). Está céntrico. La calidad de la mayoría de las piezas es buena y la está lo suficientemente bien expuestas. Especialmente recomendado para los interesados en la Primera Guerra Mundial. En 4-5 horas se visita con detalle.


    Dentro del Belvedere Quartier de Viena, en el tercer distrito de la ciudad, se encuentra el antiguo cuartel Arsenal que hoy día aloja al Museo de Historia Militar de Viena.



    Éste es un museo principalmente histórico que trata la historia militar del Imperio Austro-húngaro, de la República y de la Austria actual. El propio edificio principal de 1869 es impresionante. Más parece un palacio que un museo dedicado al mundo de las armas.

    La exposición en el edificio principal está dividida en temáticas temporales: Imperio Austro-húngaro antes de la Primera Guerra Mundial, Primera Guerra Mundial, postguerra y Segunda Guerra Mundial. Aunque el periodo anterior a la Primera Guerra Mundial nos pueda parecer a priori de poco interés merece la pena echar un ojo las salas para ver cómo ha sido la evolución de las armas de fuego. Las colecciones de trabucos y mosquetes es digna de ver.

    El aficionado a la Primera Guerra Mundial está de enhorabuena, sobre todo si su tema preferido es la guerra de trincheras. En el museo se encuentran cosas tan interesantes como el coche en el que fue asesinado el archiduque Francisco Fernando, así como el uniforme que llevaba en el momento e incluso las armas utilizadas.



    La exposición dedicada a la guerra terrestre se articula entorno a una sala que aloja un enorme obús Skoda M-16 de 380mm sobre el cual "vuela" un biplano (no sé cual, la verdad). Alrededor hay multitud de armas y uniformes de todos los ejércitos contendientes, así como más piezas de artillería y cúpulas acorazas de fortines del Burgenland.




    Hoy día cuesta imaginarlo viendo el mapa pero el Imperio Austro-húngaro tuvo salida al mar y una flota. Una parte del museo se dedica precisamente a la marina de guerra, incluyendo muchas maquetas, cañones e incluso la torre de un submarino.



    La parte dedicada al periodo de entreguerras y la la Segunda Guerra Mundial es comparativamente más discreta. Hay muchas vitrinas con armas, uniformes y dentro de la misma sala un FlaK36 de 88mm, un FlaK38 de 20mm, un Willys, un Kübelwagen, un PaK40 de 75mm, un Steyr RSG (no confundir con el RSO) y lo más curioso, un Borgward IV rescatado de una obra.





    En la misma sala se puede ver un Fieseler Fi156 "Storch" y la deriva y torre Martin dorsal de un B-24 "Liberator"



    EL material están en bastante buen estado pero la disposición y la iluminación hace difícil tomar fotografías: o los objetos están a contraluz o en vitrinas con iluminación "oscurantista" (sombras y puntos de luz).

    Cuando visité el museo tenían una exposición dedicada a las misiones realizadas por el ejército austriaco tras la guerra, como por ejemplo la defensa de las fronteras con Hungría en 1956 o con los Balcanes en los años 90 o la reconstrucción de un viaducto vienés desplomado, así como varias misiones internacionales. A esta exposición pertenecen algunos vehículos como un M8 "Greyhound" o un Kürassier A1.



    La parte de carros de combate se divide en dos partes:
    -El "Panzergarten", el "jardín de los tanques". En los patios traseros se encuentran algunos vehículos como un M24 "Chaffee", un Charioteer, algunos ARV y lanzapuentes basados en el Centurion, un T-34/85 (ya estaba tardando en salir uno), algunas piezas de artillería...





    Los carros están en buen estado en cuanto a que no les faltan piezas. O no les faltan muchas piezas. Se ve que el mantenimiento es mínimo y de hecho están aparcados de cualquier manera, con la vegetación creciendo alrededor lo cual dificulta bastante acceder a alguno de los rincones. Esto último posiblemente se deba a que el "Panzergarten" está de obras y parcialmente cerrado.

    - La "Panzerhalle". En un edificio aparte se encuentra una nave con una interesante colección de vehículos del ejército austriaco de post-guerra.









    La industria militar austriaca está presente en forma de AIFVs diseñados por Steyr-Puch y la familia de cazacarros Kürassier. También hay vehículos de procedencia americana y alemana. Interesante es el M60A3, un M60A1 modificado a A3 (no TTS) por Steyr y que presenta algunas diferencias con los modificados por los americanos.
    En la sala también se encuentran algunos motores, torres de instrucción y torres de prototipos.
    Los vehículos están en muy buen estado de conservación (igual el M42 "Duster" está un poco más dejado) fruto de su condición de "runners". El museo hace exhibiciones al aire libre usando éstos vehículos y algunos del "Panzergarten". Incluso hay publicidad en la calle cuando se celebra un evento de este tipo.
    Un buen detalle del museo es el de colocar unas plataformas y escaleras de metal pegada a algunos de los carros para poder verlos desde arriba e incluso ver los interiores ya que las escotillas están abiertas y los carros iluminados por dentro. Aquí se da una situación un poco absurda y es que no se puede abandonar la plataforma, es decir, no se puede poner un pié sobre el propio vehículo o apoyarse momentáneamente en la torre para asomarse por la escotilla: los colaboradores del museo piden por favor no hacerlo.
    A la hora de planificar la visita es necesario consultar la página web: la "Panzerhalle" sólo abre los domingos de marzo a noviembre. El primer domingo del mes hay visitas guiadas.

    Pequeños detalles curiosos a la hora de planificar la visita: no se puede llevar mochila (hay que dejarla en consigna) y NO se pueden hacer fotos si no se paga por ello (y siempre sin flash). La entrada al museo cuesta 6 euros pero si se quiere hacer fotografías hay que pagar un suplemento extra de 2 euros. Al hacerlo el visitante tiene que llevar una pegatina en el pecho y en el museo hay tal cantidad de encargados que es casi imposible pasar desapercibido.

  8. #8
    "Maqueteros viajeros". Museos. Hadtörténeti Muzeum. Budapest. Hungría.

    Fecha de la visita: marzo de 2018.
    Web: http://www.militaria.hu/ y http://budacastlebudapest.com/military-museum/
    ¿De qué trata?: Historia militar del Imperio Austro-húngaro y de Hungría hasta la actualidad. Apenas hay vehículos o artillería. Foco en la Primera Guerra Mundial.
    ¿Museo técnico o histórico?: 5% técnico, 95% histórico.
    ¿Cómo se llega?: El museo está en la colina del castillo de Buda, en el extremo norte. Se llega muy fácilmente andando desde el propio castillo o desde la iglesia de San Matias. Hay también un autobús turístico que pasa cerca. Para planificar la ruta: https://bkk.hu/
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: No. El museo es bastante "aburrido" en cuanto a que no hay vehículos o cosas que llamen la atención. Hay actividades para niños pero creo que sólo en húngaro.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: Si. Hay restaurantes en las calles de alrededor.
    ¿Idioma?: Húngaro e inglés. Los paneles informativos están traducidos al inglés.
    ¿Se recomienda la visita?. No pero con reservas. La temática del museo es bastante restrictiva y fuera de ella poco más ofrece. Además no hay casi vehículos. A los aficionados a la historia del Imperio Austro-húngaro y su papel en la Primera Guerra Mundial si les puede interesar. A su favor juega su localización y que se visita en poco tiempo: en 2 horas se ve todo.


    En la colina del castillo de Buda, en un antiguo cuartel del año 1830 se encuentra el Museo de Historia Militar de Budapest.



    Pequeño aviso: la foto de arriba corresponde a la plaza de la puerta trasera del museo y es que andando desde la Bastilla de los Pescadores es muy fácil llegar a esa plaza sin caer en la cuenta de que la entrada principal está al otro lado. Aún así se puede pasar sin problemas y la localización de la caja está marcada con carteles.

    Este es un museo principalmente histórico, sin apenas parte técnica. Trata de la historia militar del Imperio Austro-húngaro y de Hungría aunque está centrado en los años del imperio y de la Primera Guerra Mundial. El resto de épocas históricas también están tratadas pero con bastante menos profundidad. Incluso un evento tan relevante de la historia moderna húngara como la Revolución de 1956 apenas está representado, comparado con lo referido a la historia del Imperio Austro-húngaro



    El museo no cuenta casi con ningún vehículo. Sólo cabe mencionar un VW Typ 166 "Schwimmwagen", los restos de un Zis-3 de 76,2mm, una motocicleta, una cabina de un MiG 21 F-13 (o un PFM, no me acuerdo) y algunos cañones de la Primera Guerra Mundial en el patio central.





    Una advertencia: no acercarse mucho al Schwimmwagen, a la moto o a los dioramas. Una alarma presencial los protege.

    También hay algunos trozos de carros de combate y de proyectiles, como la rueda de un Panther o las ametralladoras Gebauer de un carro ligero V3.



    El resto de la colecciones se limitan a armas de fuego, organizadas por temporada histórica. Se pueden ver algunas de las armas más representativas de los contendientes de ambas guerras mundiales.



    La calidad de las piezas es muy buena, pero una vez más la iluminación juega en nuestra contra para hacer fotografías: luces, sombras y cristales.

    Respecto a las armas de fuego, el museo cuenta con una "cámara de armas" a la que sólo se puede pasar contratando visita guiada. Lo interesante de ésta cámara es que el visitante puede empuñar algunas de ellas. Quien no lo contrate tiene el consuelo de poder empuñas una PPSh-41 o una carabina que están a disposición del público en una mesa en la sala dedicada a la post-guerra, a lado de la cabina del MiG. Eso si, las acciones no funcionan y no se puede quitar el cargador a la PPSh-41.

    El museo cuenta con varios dioramas a tamaño natural dedicados a la participación de Hungría en la Segunda Guerra Mundial, tanto en Rusia como en la batalla de Budapest y el encarcelamiento de prisioneros de guerra en "gulags" en la URSS. Los dioramas también están protegidos con alarmas.



    Al igual que el museo del Arsenal de Viena hay una parte importante dedicada a la marina de guerra del Imperio, aunque más discreta.



    Cuando visité el museo había una exposición dedicada al cuerpo expedicionario húngaro en Finlandia durante la Guerra de Invierno, un tema por lo menos para mi poco o nada conocido. LA exposición se limita a fotografías, algunos objetos y uniformes y algún diorama.

    ADDENDA: quien quiera ver algún carro de combate en Budapest tiene que visitar la "Terror Háza", "La Casa del Terror" en el boulevard Andrassy. Allí tienen un T-55A en la parte dedicada a la Revolución de 1956 (los participantes en la revuelta eran T-54). Y hablando de la Revolución de 1956, en uno de sus focos principales, el pasaje Corbin, en las paredes del cine se puede ver una placa conmemorativa hecha con la placa trasera de un T-34/85 de la factoría 174.



    Y si se pasea por la orilla éste del Danubio, a la altura del parlamento pueden encontrar éste otro.

    Última edición por Fran Vazquez; 29/08/2018 a las 07:12 Razón: Formato

  9. #9
    "Maqueteros viajeros". Museos. Technik Museum Speyer y Technik Museum Sinsheim . Speyer y Sinsheim. Alemania.

    Fecha de la visita: junio de 2017.
    Web: https://speyer.technik-museum.de/ y https://sinsheim.technik-museum.de/
    ¿De qué trata?: La exposición militar trata de vehículos ligeros, pesados, artillería y locomotoras. Principalmente centrado en la Segunda Guerra Mundial. Vehículos europeos y americanos.
    ¿Museo técnico o histórico?: 100% técnico.
    ¿Cómo se llega?: Los dos museos están en ciudades distintas separadas 40 km. Hay paquetes de viajes que incluyen transporte de un museo a otro. El transporte público es también una opción: al de Speyer se llega bien en autobús y al de Sinsheim se puede llegar en tren regional. De hecho hay un ticket que ya incluye la entrada básica del museo. Para planificar la ruta: https://www.vrn.de/
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: Si. Ambos museos son esencialmente parques de atracciones.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: Si. Hay cantinas dentro de cada museo con platos baratos.
    ¿Idioma?: Alemán e inglés.
    ¿Se recomienda la visita?. Si pero no por la exposición militar. La colección de vehículos militares es decepcionante tanto por la calidad de las piezas como por el estado de algunas de ellas como por la forma en la que están expuestas. Lo mismo se puede decir de la aviación militar. Sin embargo el resto de las exposiciones son apabullantes, por la cantidad, por lo espectacular, por lo exclusivo de algunas piezas y por el rigor de alguna de las muestras. Los aficionados a la astronáutica deben de visitar Speyer sin falta. Y los aficionados a la técnica en general también.


    En la región del valle del río Neckar, cerca de las ciudad de Heidelberg se encuentran los museos técnicos de Speyer y Sinsheim, posiblemente los museos técnicos privados más grandes de Europa.

    Speyer


    Sinsheim


    Realmente el primero que se abrió fue el de Sinsheim, pero sus 30000 m² de salas y 50000 m² en total no daban para mostrar todo el material por lo que hubo que abrir el "anexo" de Speyer con sus 25000 m² de salas. Y es que hace falta mucho espacio para poder meter un Tupolev Tu-144, un Concorde, un Boeing 747, un transbordador espacial, un submarino de 450 tm y varios cientos de motos, coches, vehículos militares, locomotoras y aviones.

    Ambos museos son técnicos. Tan técnicos que incluso las tiendas de recuerdos son realmente una célula de producción con un robot antropomórfico de KuKa.
    Las piezas están repartidas entre los dos museos de forma más o menos proporcional, pero la gran mayoría de los vehículos militares se encuentran en el de Sinsheim. En el de Speyer se pueden ver vehículos de ruedas principalmente y no muchos: un Kübelwagen, un Opel Olimpia, una BMW R-75, un Schwimmwagen, un GMC "Jimmy", un DUKW... todos en buen estado ya que son "runners" aunque la reconstrucción del Kübelwagen /un vehículo de mantenimiento precisamente) no es 100% exacta. También hay algún torpedo tripulado "Neger" y un submarino de bolsillo "Biber"




    En los terrenos fuera de la nave se puede encontrar un anfibio francés Gillois y un Sherman ARV M32 con una carga... inusual.




    El grueso de los vehículos militares se encuentran en el museo de Sinsheim. En el interior de una de las naves se encuentran los vehículos de la Segunda Guerra Mundial (y algunos de post-guerra que se les han colado).









    Mientras que en exterior están los vehículos más modernos.









    "Caos" es la mejor forma de definir la exposición interior de Sinsheim. Los vehículos están agrupados en "islas", rodeados por vallas y cordones por lo que uno no se puede acercar a verlos. Esto es un problema grave ya que las "islas" son tan grandes y con tantos vehículos dentro que algunos hasta pasan desapercibidos. Una de estas "islas" parece ser un macro-diorama ambientado en un desierto (supongo que es el norte de África) en el que se han metido piezas sin orden ni concierto y sin ningún tipo de criterio. Vamos, que incluso hay un Jagdpanther apuntando a un Ferret. Eso y que muchos vehículos están pegados a las paredes mientras que el cordón de separación están a metros y metros de distancia. Tienen un SdKFz 7/1 con un FlaK Vierling 38 pero como está tan lejos y encima a contraluz no sabría decir si es el montaje terrestre o la versión navalizada (es la versión navalizada, era sólo por hacer la gracia).
    El caos reina en cada rincón. Por todos sitios hay piezas, armas, herramientas, motores y transmisiones puestas sin ningún tipo de orden. Incluso el material en las (pocas) vitrinas está puesto sin mucho criterio y con menos explicaciones.
    Esto en cuanto a la técnica de la exposición. En cuanto a la calidad de las piezas expuesta también se puede decir muchas cosas y no siempre buenas. La calidad de algunas reconstrucciones es muy, muy baja, cuando no hay "goles" impropios de un museo serio, como el típico G-13 suizo haciéndose pasar por un "Hetzer"
    En este museo además he visto los dos extremos del trato que se le puede dar a un mismo vehículo histórico de importancia: el "Panther". Por un lado tenemos un "Panther" A rescatado de una charca en Cherkassy por un equipo de historiadores alemanes y ucranianos. El museo lo ha colocado tal y como salió del barro. Han respetado la pintura y aquellas piezas que no se podían colocar de ninguna forma están en una vitrina. Premio Jacques Littlefield a una buena reconstrucción.



    Y un par de metros más allá, en la misma sala otro "Panther"... que funciona con monedas: se mete una moneda de un euro en una ranura de un pupitre y las cadenas empiezan a girar en el aire, el motor suena, la torre se puede mover con un joystick y las armas se pueden disparar. Grotesco.

    Los vehículos en el exterior no están mucho mejor. Alguno de ellos incluso está en muy mal estado a pesar de las capas de pintura, como el M5A1. También hay torres de instrucción pero están tan alejadas y la hierba ha crecido tanto que no se puede ver el interior. Además en estos vehículos modernos si se nota el proceso de desmilitarización e incluso hay un panel informativo contando el proceso de corte de los blindajes con soplete. Al menos han tenido la buena idea de dejar los trozos cortados en exposición para apreciar los grosores (o la estructura interna en el caso del T-72M)

    Realmente es una pena. Hay mucho potencial en esta colección y se ganaría muchos puntos sólo con ordenar las piezas un poco para que sean más accesibles. Y aún más si además reconstruyesen algunos de los vehículos con un poco más de cuidado. Pero entiendo que no es el objetivo del museo. No es un sitio donde buscar precisión técnica o histórica. Es vender la técnica a través del espectáculo. No es un museo para modelistas o historiadores.

    La filosofía del museo se basa en hacer la técnica algo atractivo y divertido para todos, aficionados o no. Son parques de atracciones de coches, aviones, barcos y cohetes. Es todo un espectáculo, incluso el cómo se trasladaron el Tu-144, el Concorde o el transbordador espacial "Buran" cruzando toda Europa en barcazas o en camiones de gran tonelaje. Ni hay rigor histórico ni falta que les hace. Bueno, la exposición dedicada a la astronáutica en Speyer si es bastante rigurosa (y la más grande de Europa) y el tener ahí al "Buran" (realmente el OKA-GLI/BTS-2000, la versión de para vuelos atmosféricos del transbordador del programa "Buran"-"Energia") la hace muy especial.

    Resumen: es como ir al cine a ver una película de superheroes: no nos creemos lo que vemos pero lo pasamos bien un rato.

    RECOMENDACION:. Hace falta un día para ver cada uno de los museos. No se puede hacer todo en el mío día. La oferta hotelera de Speyer y Sinsheim es limitada por lo que es recomendable alojarse en alguna ciudad cercana bien comunicada. Aunque Mannheim está muy cerca mi recomendación es pernoctar en la ciudad universitaria de Heidelberg, a la orilla del Neckar, una ciudad muy bonita con muchos sitios que visitar y rodeada de un entorno natural precioso.
    Última edición por Fran Vazquez; 29/08/2018 a las 07:13 Razón: Correción en el texto

  10. #10
    "Maqueteros viajeros". Museos. Deutsch-Russisches Museum Karlshorst, Sowjetisches Ehrenmal im Tiergarten y Flakturm Humbolthain. Berlin. Alemania.

    Fecha de la visita: noviembre de 2015, noviembre de 2012, febrero de 2018.
    Web: http://www.museum-karlshorst.de/ y https://www.berliner-unterwelten.de/
    ¿De qué trata?: Algunos carros de combate y piezas artilleras rusas. Ruinas de las Flaktürme de Berlín.
    ¿Museo técnico o histórico?: 60% histórico, 40% técnico.
    ¿Cómo se llega?: Todas estas localizaciones están dentro de Berlín. Se puede llegar a todas ellas con el transporte público. Para planificar la ruta: https://www.vbb.de/
    ¿Se puede visitar con la familia/niños?: No. El museo es pequeño y puede ser aburrido. El memorial soviético y la Flakturm están en parques así que siempre se puede combinar con un paseo.
    ¿Se puede comer allí o cerca?: Si.
    ¿Idioma?: Alemán, ruso e inglés.
    ¿Se recomienda la visita?. Si pero con reservas. Las piezas en el museo de Karlshorst están en buen estado pero son muy escasas. Las del memorial en el Tiergarten están en un estado aceptable pero son complicadas de ver por estar montadas en podios. De todas las Flaktürme de Berlín la de Humbolthain es la que mejor está y aún así cuesta reconocerla.


    Esta reseña se podría titular realmente "Viendo tanques y búnkeres de la Segunda Guerra Mundial gratis en Berlín"

    Cerca del Zoo de Berlín se encuentra el museo germano-alemán de Karlshort, en el edificio de la administración militar soviética desde 1945 y 1949, siendo hoy un museo llevado en conjunto por alemanes y rusos.
    Tengo que reconocer que no he pasado al interior del edificio principal. Es un museo pequeño en cualquier caso y la exposición interior se limita a documentos, algunos uniformes, armas y municiones. Lo que más nos interesa está en el patio trasero, que se puede visitar en cualquier momento porque no está cerrado y además no hay que pagar entrada.



    Realmente son pocas las piezas que allí se pueden ver, pero si que son muy representativas: T-34/85, JS-2, JSU-152, SU-100, BM-13, Zis-2 de 57 mm, Zis-3 de 76,2 mm y M-30 de 122 mm.

    Quitando el T-34/85 el resto de piezas están colocadas sobre el suelo, hay mucho espacio entre ellas y nos podemos acercar todo lo que queramos a ellas. Están en bastante buen estado y bien cuidadas.





    No se puede decir lo mismo se los dos T-34/76 y del ML-20 de 152 mm que se encuentran en el memorial soviético que está en el Tiergarten, a pocos cientos de metros de Brandenburger Tor, la Puerta de Brandenburgo. Allí los carros están montados sobre podios bastante altos. Al menos el ML-20 si está a nivel de tierra y no hay problema en acercarse. Lo bueno de los carros es que uno de ellos es un T-34/76 M1943 final, con glacis angulado y guardabarros rectos (uno original, que los de éste son inventados).







    Por último mencionar los restos de la Flakturm III Humboldthain, la única de las 6 torres antiaéreas que queda en Berlín. O de la que algo queda al menos.





    La torre no tiene ningún valor histórico en absoluto. Las tropas francesas la destruyeron al final de la guerra (tras mucho esfuerzo y no del todo), la cubrieron con tierra y el ayuntamiento hizo de ella parte del Volkspark Humboldthain. Aún así es interesante verla e imaginar cómo debió ser cuando estaba entera (como la de Hamburg o las 3 supervivientes de Viena). Además queda muy cerca de la estación de Gesundbrunnen. Al lado de esta estación la asociación "Berliner Unterwelten e.V" realiza visitas a antiguos búnkeres y refugios antiaéreos, con explicaciones en español. Una visita muy recomendable.

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •